Tweeter buttonFacebook button

Estrategias de manejo conductual y emocional para niños con TDAH

ESTRATEGIAS DE INTERVENCION DE MANEJO CONDUCTUAL Y EMOCIONAL EN EL SALON DE CLASES PARA NIÑOS QUE TIENEN DIAGNOSTICO DE TDAH

Manejo conductual y estrategias para darle apoyo en el área académica:

• El ambiente del salón debe facilitar el aprendizaje. Es decir debe haber orden, organización y estructura.

• Estos niños deben ser sentados lejos de distractores, de ventanas y de puertas. Y en lo posible cerca de la maestra.

• Es importante cuidar las tres CS en el ambiente escolar: “Contenido, Conectado y Calmado”.

• Si una actividad funcionó y captó la atención del niño repítala. Haga las cosas que le funcionan o que le han funcionado en otras ocasiones. NO HAGA LO QUE YA SABE QUE NO FUNCIONA.

• Hacer que el niño colabore en el establecimiento de las reglas y que juntos las escriban y las entiendan.

• El niño debe saber qué se espera de él.

• Repita instrucciones, escriba instrucciones, diga instrucciones.

• Ayúdelo a enfocarse constantemente, si observa que el niño está desviando su atención regréselo amablemente a la tarea que tiene que hacer.

• Haga en una cartulina una rutina diaria y colóquele dibujos que ilustren la actividad o tarea que corresponde. Póngalo en un lugar visible para el niño.

• Permita válvulas de escape en las que el niño pueda salir del salón a hacer algún mandado por ejemplo: “Ir a buscar un gis a la dirección o llevar una hoja en blanco a cierto lugar” Procure que esto se realice constantemente y con reloj en mano cada cierto tiempo por ejemplo cada 40 minutos.

• Deje tareas cortas y vaya más por la calidad de las tareas que por la cantidad.

• Divida las actividades largas en varias actividades cortas. Esto es crucial en el trabajo con niños con TDAH.

• La memoria es frecuentemente un problema para estos niños. Enséñele pequeños trucos, como mnemotécnicas, flash cards etc.

• Enséñeles a esquematizar y a subrayar ideas principales de un texto.

• La escritura a mano es difícil para muchos de estos niños. Considerar el desarrollo de alternativas como el uso de un teclado.

• En lo posible, trate de que cada niño tenga un compañero de trabajo.

• Cada cierto tiempo haga ejercicios de movimientos, de estiramiento algún jueguito de aplaudir o de moverse para permitir estas válvulas de escape y no sólo para los niños con TDAH sino para todo el salón.

Estrategias e intervención para apoyar en el área emocional.

• Como primer punto es muy importante establecer un vínculo afectivo con el niño.

• Utilizar una disciplina autoritaria con este tipo de niños no funciona es recomendable una relación afectiva, cercana, motivadora, dinámica pero con firmeza y constancia.

• Hablar con y del niño tratando de no usar un lenguaje patologizador.

• Es importante separar al alumno del problema. “El niño no es el problema el problema es el problema”. El alumno está atrapado por el problema. Esto es medular ya que si no hacemos esta separación, el problema comienza a definir al niño y el comienza a decir cosas como “Soy un tonto y no puedo hacer nada bien”.”Soy un asco para las tareas”.

• Cuando tenga que llamar la atención al niño procure no hacerlo público ya que esto hace que se construya en el salón, por los mismos compañeros, una historia del niño de descontrol Ej.: “siempre es fulanito el que distrae a todos……” “siempre es a fulanito al que le llaman la atención”

• Es importante que el maestro asuma el rol del adulto y no se deje llevar por sus impulsos.

• El lenguaje externalizador es especialmente importante. Ej.: “El TDAH te está jugando trucos hoy ¿verdad? ¿Qué pasa cuando el TDAH gana, en qué problemas te mete? ¿cómo le podemos ganar hoy a TDAH?

• El uso de metáforas es particularmente benéfico para que el niño se vaya auto regulando. Por ejemplo: “Imagina que eres el motor de un auto, a veces está acelerado y a veces va lento, ¿Cómo sientes que está hoy tu motorcito?“Cuándo sientas que tu motorcito está muy acelerado avísame y vemos qué podemos hacer para bajarle velocidad”.

• No preocuparse mucho de porqué un determinado niño está teniendo un problema. En lugar de eso, fijarse de las veces en que el problema no está presente.

• Cuando un alumno tiene un problema, pregúntele que le gustaría que fuera diferente.

• Cuando el adulto cambia su estrategia, el alumno cambia su conducta.

• Problemas complejos NO siempre requieren soluciones complejas. En ocasiones sólo tenemos que fijarnos de las ocasiones en que el problema no está presente y ver que es diferente.

• Busque pequeños cambios estos nos llevarán a los grandes cambios.

• Este alerta para detectar pequeños cambios y preguntarle al alumno ¿cómo lo logro? Ej.: ¿cómo lograste sentarte y terminar tu trabajo? ¿Cómo le hiciste para vencer al TDAH? Esto le permitirá al niño el desarrollo de la agencia personal.

• Es importante explorar con él los efectos del problema en sus vidas y de qué manera esto les afecta. Esto es con el fin de permitir que el niño vaya siendo reflexivo. Ej.: Cuando te dejaste vencer por la ira y golpeaste a Pedro ¿cómo afecto esto tu relación con Pedro y con los demás compañeros? ¿Qué sucedió con los adultos, con tus papas, contigo mismo? Si la ira intenta volver a atraparte ¿cómo la quisieras manejar? ( Al hacer esto y no solo darle un sermón de porqué no debe golpear, estás trabajando todo esto: Externalizaciòn, reflexión, agencia personal y modificación de la conducta)

• Busque excepciones del problema. Fíjese de las cosas que hace que permiten que el alumno se comporte diferente y repítalas.

• Es importante apreciar y reconocer sus pequeños logros.

• Es importante hacer la analogía del cazador que va al bosque; se prepara, apunta y luego dispara. Estos niños disparan antes de apuntar debido a su incapacidad de detenerse a pensar y es por eso que se meten constantemente en problemas. Es importante hacer esta analogía en el salón y hacerlos reflexionar ¿qué creen que pasaría si un cazador no se preparara y apuntara? ¿Y cómo se aplica esto en sus vidas? y traer constantemente esta metáfora al salón de clases.

• Los niños con diagnosis de TDAH frecuentemente escuchan del adulto o de los compañeros las cosas que hacen mal y pocas veces las cosas que hacen bien y estos mensaje que constantemente reciben los llevan a construir una historia de ellos mismos basada en el déficit y no en sus recursos y fortalezas.

• La motivación es importantísima para el cambio. Busque diferentes formas de motivar a los alumnos o bien pregúntele qué lo motiva.

• Agarrarse de las fortalezas del niño para ayudarlo a construir una identidad basada en sus recursos y no en déficit.

• Leer y tener como manual la teoría de inteligencias múltiples de Gardner.

• Celebrar junto con el niño las veces en que éste haya logrado vencer y domar al TDAH.

• Es un proceso que dura toda la vida pero si entendemos, empatizamos y no nos dejamos llevar por nuestros propios impulsos podemos acompañar a los niños hacia un desarrollo y crecimiento emocional a pesar del TDAH.

 

Compartenos tus comentarios.

Solicita una cita. Click Aqui !!

*